¿Te sonrojas cada vez que alguien dice algo bueno de ti?, muchas personas más que disfrutar un cumplido, se sienten avergonzadas o que no tienen derecho a que los demás se expresen algo positivo respecto a ellos, pero, ¿por qué te cuesta recibir un halago?

De acuerdo con un estudio realizado por el sitio Soulpancake, por más simples que sean los cumplidos tienen el poder de elevar la autoestima de las personas hasta en un 34%.

Cuando no todo es color de rosa…

Diversos psicólogos aseguran que existen muchos factores por los que una persona no acepta los cumplidos de una forma positiva y en lugar de disfrutar de un bienestar, crean emociones negativas.

  1. Autoestima. De acuerdo con Guy Winch, psicólogo clínico y autor de “Emotional First Aid’, explica que las personas que se incomodan al recibir un halago es porque tienen una baja autoestima.
  2. Desconfianza. La psicóloga Susan Quilliam asegura que existen personas que piensan que los cumplidos se dicen para ser amables con los demás o porque sienten lástima por ellas.
  3. Falsa modestia. El psicólogo Jan Schaummann señala que algunas personas consideran que detrás de esas palabras existe algún interés escondido.
  4. Familiaridad. Las personas piensan que las palabras positivas se expresan por ser buenos amigos o porque existen un lazo de amistad o de afecto.
  5. Cuestiones culturales. Influye el contexto en el que ha crecido la persona, es decir, la educación que brindan los padres desde la infancia.

Ten en cuenta que aceptar los cumplidos o halagos no te hacen una persona arrogante, sino que beneficia a tu salud emocional y mental, así que la próxima vez que alguien hable bien de ti, sólo agradece sinceramente.

Y tú, ¿qué haces cuando alguien te dice un cumplido?

Fuente: bienestar.salud180.com (27-08-2014)